Las claves para el mantenimiento en una empresa


El mantenimiento es una tarea que requiere de constancia. Porque justamente consiste en eso, en estar al pie del cañón en los pequeños y grandes elementos de un hogar o de una oficina y hacer lo necesario para que se mantengan en buen estado.

Y eso requiere de dos acciones principalmente:
  • Prevención
  • Reparación

Previniendo las averías
Conservar en buen estado las instalaciones y equipos es esencial para la buena marcha de cualquier empresa. Eso implica diversidad de acciones.

Limpieza
Puede que no parezca demasiado importante pero es muy importante de cara al mantenimiento. Porque el polvo o la grasa son enemigos naturales de la maquinaria. El polvo se filtra en los engranajes, dificulta que actúen correctamente (es entonces cuando hacen falta los lubricantes) y por el otro lado la grasa va carcomiendo las superficies e interiores en zonas especialmente expuesta. Por ejemplo una cocina profesional es el típico espacio que requiere de una limpieza constante para que no se deterioren los equipos. Lo más interesante es contar con servicios profesionales de limpieza oficinas barcelona y de limpiezas industriales, que empleen los productos y técnicas más eficientes.

Revisiones
Son clave, especialmente en cierto tipo de empresas como las que se dedica a la producción industrial y su día a día depende de las máquinas y equipos. Con una revisión se detectan malos funcionamientos, piezas que estén cerca de la rotura/avería, se puede prever cuándo tocará hacer una revisión a fondo o planificar cuándo esa parada va a entorpecer menos la producción… Pero aparte todo tipo de empresa necesita saber cuál es el estado de ordenadores, cajas registradoras, etc.

Mejoras
El mercado siempre ofrece nuevas soluciones técnicas y es interesante aprovecharse de ellas para mejorar la funcionalidad de los equipos, para hacer que los engranajes funcionen de forma más suave… Con eso evitas averías y puedes incrementar incluso el rendimiento.

Reparando cuando hace falta

En efecto “reparar cuando hace falta” es lo que todos queremos. Con un buen mantenimiento justamente lo que haces es evitar reparar más a menudo. Pero es verdad que a veces las cosas se rompen, que los equipos fallan, y hace falta llamar a un técnico especialista para que les ponga solución. ¿Por qué llamar a un técnico? Porque las reparaciones certificadas y no los apaños son la mejor garantía de cara a los seguros cuando de lo que hablamos es de una empresa.

Las cuatro tareas del hogar que todos/as secretamente odiamos (y que servicios de limpieza pueden hacer por nosotros)

limpieza a domicilio
Sí, sí. No queda bien decir que odias limpiar tu casa y que si por ti fuera harías como en los Simpson y dejarías que las pelusillas y demás se acumularan de forma natural hasta que la propia suciedad se desintegrara… No, no, nadie ha pensado eso jamás. Sería muy incorrecto (ejem). Pero la realidad es otra.

Limpiar es muy pesado y muy poco productivo porque a cada poco tienes que volver a hacerlo. Y para más inri, hay mucho (todo) en tu casa que requiere de que le pases un trapo cada cierto tiempo. Aquí van cuatro de esas tareas más tediosas que te roban la paciencia y mucho tiempo. Por eso el mejor consejo es que le dejes la limpieza a los profesionales de limpieza a domicilio y aproveches tu tiempo paseando por la Ciudad Condal u observando lo limpia que está tu casa, que también es muy gratificante.

Los cuatro odiosos

Fregar los platos

No es que sea una tarea titánica pero hay que hacerla cada día varias veces al día y además en esos momento (después de comer) en los que apetece quedarse sentado/a un rato. Lo peor es cuando hemos estado cocinando y hay muchas sartenes y ollas que lavar. El caos se multiplica.

Limpiar los cristales

Cuando limpias los cristales, llueve. Inmediatamente después. Para que (no) luzca el trabajo que has estado haciendo. Las leyes de Murphy son así. Pero si no ocurriera, seguro que sería cuando a pesar de haber estado dándolo todo te han quedado esos lamparones imposibles de quitar. No hay nada que dé más coraje que eso.

Planchar

La moda de la ropa arrugada se intentó instalar, pero no cuajó del todo. Por eso hay que seguir planchando. Por eso tienes que enfrentarte a esas pilas descomunales de ropa, que te van a llevar mucho rato hacer desaparecer y que sin embargo se van a replicar muy rápido. Es un mal necesario, así que mejor déjalo en manos de servicios de limpieza a domicilio y que ellos te hagan todo el planchado y la limpieza que quieras. Contrátalos por horas y decide qué tareas te interesa más que hagan por ti.

Y la cocina, la gran cruz

Si hay algo que de verdad clame al cielo (o por los servicios a domicilio que te decíamos) es la limpieza de la cocina. Porque tiene muchas zonas que limpiar. Porque requiere de limpieza a fondo. Porque la grasa de la cocina cuesta de limpiar (y no poco). Porque es el foco más potente de suciedad en la casa y es el espacio en que preparas la comida. O sea, sobran las razones para meterse a fondo en operación limpieza en la cocina pero a la vez es bastante sacrificado. Por eso es una tarea odiosa para gran cantidad de gente.

Por eso contratar la limpieza a externos es el objetivo de muchas personas.

Limpieza a domicilio: tu mejor aliado

limpieza a domicilio
Con el día que hace, y yo aquí limpiando... ¿es que eso no puede hacerlo otro?

Está totalmente confirmado: a los seres humanos no les gusta limpiar su casa. Otra cosa es que lo hagan igualmente, y que una vez metidos en materia lo hagan con más o menos ganas. Por aquí tenemos nuestras respectivas casas limpias como una patena; se podría comer en el suelo, palabra.

Pero si nos dan a escoger, si llega el fin de semana preferimos hacer una escapada, salir a correr, o qué demonios: dormir y descansar para recuperar fuerzas antes de la semana siguiente. ¿Vosotros no?

Para eso existen servicios de limpieza a domicilio que cada vez son más flexibles en sus horarios, más profesionales con la calidad de sus equipos, y ofrecen más y más opciones. Limpieza general de la casa, a fondo de alguna de las habitaciones, baños o cocinas, ¡e incluso servicio de planchado!

Imagina un fin de semana entero para ti, del todo. Sin preocuparte de nada y para nada. Dejando las obligaciones más aburridas del mismo (vale, quedaría por solucionar el tema de la compra en el súper... pero hoy en día se puede comprar por Internet) en manos de una empresa profesional que con toda probabilidad conseguirá incluso unos resultados superiores a los que tú obtendrías dejándote la espalda y la energía en ello.

¿De verdad que no vas a contratar un servicio de limpieza a domicilio?